Embarazos vegetarianos

Este mes en Food Green Mood queremos presentarte a otra de nuestras personas interesantes. Al hilo nuestro artículo anterior sobre embarazo vegetariano que tuvo mucho éxito, hoy compartimos esta estupenda entrevista a Patricia Medina, una mujer muy creativa y polifacética que nos ha contado su experiencia sobre este tema, en primera persona.

Patricia_Medina

Patricia es actriz, profesora de teatro, diseñadora gráfica, terapeuta de Rebirthing, creadora del espacio La Sala del Aire, doula y madre de una hija. Estuvimos charlando con ella sobre su experiencia como vegetariana en su embarazo y nos ha contado cosas muy interesantes.

IMG_9147

El cambio nutricional más remarcable para mí fue incorporar suplementos alimenticios a mi dieta

FGM.- Patricia ¿desde cuando eres vegetariana?
Patricia.- Mmmm…. pues ya llevo un tiempo, desde 2010 y lo cierto es que fue una necesidad más que una voluntad.
Aquel año mi vida empezó a cambiar (comencé a formarme como terapeuta de Rebirthing y a adentrarme en un proceso personal muy profundo) y las modificaciones en mi estilo de vida se fueron dando de manera natural.
Para mí fue muy importante recibir información acerca del trato a los animales (recomiendo el documental “Earthlings”/”Terrícolas”) y tenía que ser consecuente con lo que mi cuerpo y mi mente me pedían. Pero nunca me obligué a nada, sucedió de forma gradual y orgánica.

Patricia3FGM.- Durante el embarazo las necesidades nutricionales cambian un poco, ¿hiciste algún tipo de cambio en tu dieta cuando estuviste embarazada? 
P.- Durante el embarazo, las mujeres pasamos por varias fases (para mí, la más dura fue el primer trimestre), fui amoldándome como pude a cada una de ellas.
El cambio nutricional más remarcable para mí fue incorporar suplementos alimenticios a mi dieta. Desde el principio de mi embarazo me prescribieron ácido fólico y yodo (no por ser vegetariana, sino porque los médicos lo recetan de por sí a todas las embarazadas), busqué también alternativas naturales a las pastillas en la alimentación (como bien explicas en tus artículos en Food Green Mood). Combinar una buena alimentación con los suplementos vegetales me ha servido para estar tranquila y saber que las necesidades básicas están cubiertas.
En cuanto a las cantidades también cambiaron. Los tres primeros meses sentía que tenía que comer más a menudo debido al malestar y las náuseas. En esos momentos los frutos secos crudos (las almendras, las nueces, etc.) fueron mis mejores aliados para picar entre horas.

FGM.- ¿Hay algo que te haya apetecido especialmente en el embarazo? ¿Has tenido algún antojo?
P.- Lo cierto es que no he sentido la necesidad de comer nada en especial. Recuerdo que, al principio, lo que más me apetecía era cosas con sabores muy fuertes: los encurtidos (pepinillos, aceitunas, etc.) y la comida con muchas salsas. Mi “antojo” era hamburguesa, pero no por la carne, sino por todo lo que llevaba: pan, mayonesa, ketchup, patatas fritas… Menos mal que, en cuanto sacié las ganas (con una hamburguesa vegetal, por supuesto), ya no me apeteció más… ¡Si no, vaya embarazo me esperaba!
Ah, y he de mencionar también los dulces… ¡Cómo no! Comenzaron a apetecerme con el embarazo más avanzado, sobre todo a media tarde.

La sociedad está cada vez más concienciada con la necesidad de volver a unos hábitos de vida saludables

PATRICIA2FGM.- ¿Como comes normalmente en casa?
P.- En casa normalmente como ligero. Además, ahora que llega el calorcito y el buen tiempo, me apetecen más ensaladas, gazpacho, cremitas de verduras, etc. A mí me encantan las legumbres y las tomo tanto en potajes como en ensaladas con alimentos crudos (las lentejas -cocidas- con tomate, cebolla y pepino ¡me encantan!).

FGM.- ¿Te cuesta mucho mantener tus hábitos saludables cuando estás en la calle?
P.- Cuando voy a comer fuera me resulta un poco más complicado, sobre todo porque hay menos variedad (a no ser que vaya a un restaurante vegetariano, claro). Al principio, recuerdo que me preocupé un poco por las verduras y la toxoplasmosis (algunos médicos meten un poco de miedo con esto), pero poco a poco me fui relajando. También tuve que tener cuidado con las salsas con las que condimentan las pastas, por ejemplo, pues muchas suelen llevar natas y pueden subir el índice glucémico a las embarazadas. Así que luego toca paseíto largo para bajarlo un poco.

Patricia

FGM.- ¿Normalmente te cuesta encontrar lugares donde comprar?
P.- No, no suelo tener problemas para comprar los alimentos que necesito.
Por suerte, la sociedad está cada vez más concienciada con la necesidad de volver a unos hábitos de vida saludables, y siempre encuentro mercados y tiendas en donde comprar productos frescos y naturales.

FGM.- ¿Hiciste también algo de ejercicio en tu embarazo?
P.- El ejercicio es fundamental para mí. Ya antes de quedarme embarazada me encontraba en buena forma física (me gustaba correr y semanalmente recibía clases de danza y movimiento). Durante la gestación continué cuidándome, pero amoldando el ejercicio físico a mis necesidades de entonces y mi movilidad (el yoga fue para mí una herramienta maravillosa).

Pues muchas gracias Patricia, por tu tiempo. Muy interesante ver con qué claridad y normalidad cuenta esos pequeños cambios que fue aplicando a su vida al conocer que estaba embarazada.

El vegetarianismo no es para nada una dieta carente ni durante el embarazo ni nunca, como toda dieta, debe estar equilibrada.

Si este es tu caso y crees que necesitas ayuda o te gustaría estar segura de que no te falte nada de nada en tu embarazo puedes ponerte en contacto conmigo aquí y concertamos una cita. 

Y recuerda que si te ha gustado esta entrevista puedes compartirla en tus redes sociales.

 firma_marta

Advertisements

6 responses to “Embarazos vegetarianos

  1. ¡Me encantó la entrevista! 🙂 Me da curiosidad eso del ácido fólico y el yodo. No me ha quedado claro si al final lo pudo solventar con alternativas naturales o si estuvo tomando pastillas.

    La película de Earthilings la verdad es que la tengo pendiente pero no aguanté ni el trailer… No sé si la acabaré viendo o no. Llevo 8 años siendo vegetariana y cada vez consumo menos producto animal, soy una amante de los animales y verla puede ser demasiado fuerte para mi. Es una película que sobretodo recomendaría a personas que viven completamente ajenas a cómo llega la comida a su plato.

    Gracias por compartir tu experiencia, Patricia.

    ¡Un beso a las dos!

    Marta

    • Muchas gracias por tu comentario Marta y por darnos tu opinión sobre la película 🙂
      Según me contó Patricia, sí que estuvo tomando suplementos nutricionales prenatales, pero antes de comenzar a tomarlos reforzó la ingesta de algunos alimentos. Investigó mucho para encontrar una marca que fuera natural y respetara su opción vegetariana.
      Un beso enorme!!

  2. Pingback: Embarazo verde |·

  3. Pingback: Mi primer premio Liebster |·

  4. Pingback: Especial sin Gluten. Alternativas al trigo |·

  5. Pingback: Veganismo & Ciclo Menstrual |·

Deja tu comentario aquí:

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s