Tras las vacaciones…

Septiembre comenzó y con él la vuelta de las vacaciones, el inicio del curso escolar, la vuelta al trabajo… Es el mes en que iniciamos nuevos proyectos, nos hacernos nuevos propósitos, tenemos ganas de poner en marcha lo que no hicimos en meses anteriores… ¡Y para ello necesitamos energía! Esta semana en Food Green Mood os ofrecemos algunos consejos para adaptarnos mejor a Septiembre.

Helloseptiembre

Comenzar con buen pie

Cuando llegamos de vacaciones, nos solemos encontrar la casa algo mas sucia que como la dejamos y la nevera vacía. Entonces nos toca ventilar un poco e ir al supermercado, o a la tienda.

Llenar nuestra despensa correctamente es clave para comenzar septiembre con buen pie. Ya que teniendo alimentos que nos nutran, adaptarnos a la rutina, descansar mejor y sentirnos mas capaces de llevar a cabo todo que este mes nos depara.

Es normal que el primer día de vuelta a casa, preparemos algo con lo primero que encontremos (latas de conservas, comida de sobre…). Pero esta comida no es tan rica en nutrientes como los alimentos frescos y no termina de nutrirnos. Para salir de un apuro, nos vale, pero para no caer en la “trampa” de la alimentación rápida y poco saludable, el mejor remedio es tener una buena despensa.

A veces nos llegan consultas de estudiantes que no terminan de rendir bien para sus exámenes porque no tienen tiempo de cocinar o de ir a la compra y pasan semanas comiendo alimentos pre-cocinados, enlatados o de sobre. Evidentemente sin los nutrientes adecuados (vitaminas, omega 3, proteínas, minerales…), el rendimiento baja. Y lo mismo nos ocurrirá en nuestra vuelta al trabajo y a la rutina.

¿Que alimentos son mejores?

Una despensa llena de majares hace que sea mucho mas fácil cuidarnos. Aunque no es preciso gastar mucho dinero para tener buenos ingredientes en casa, basta con ir comprando poco a poco. Un día compras un paquete de semillas nuevo, otro día un edulcorante natural (y de paso dejamos de comprar el azúcar blanco que hay en casa), otro día probamos una leche vegetal o comprar un paquete de pasta sin gluten, etc.

Te  traemos una selección de los alimentos que mejor nos van a revitalizar y ayudar a adaptarnos de nuevo al ritmo de septiembre. :

1. Alimentos de temporada. En septiembre los alimentos de temporada son los mismos que en agosto, pero con alguna nueva aparición. Los hay de todos los colores y sabores, por ello el final del verano es la época de cosecha. La fruta fresca o incluso la congelada, es el recurso perfecto si te apetece algo dulce (con ella puedes prepararte un helado o batido casero cuando quieras).

alimentos_septiembre

2. Legumbres. Además de los alimentos frescos, necesitaremos proteínas de la mejor calidad y la mejor es la proveniente de las legumbres. Si no tienes mucho tiempo para preparar un plato de legumbres como lo hacían nuestras abuelas, prueba con los botes de legumbres ya cocidas (si son ecológicos, mejor).

3. Semillas y frutos desecados. Ten siempre a mano semillas como pipas de girasol, calabaza, lino, sésamo, chía y también anacardos, almendras, nueces por si te apetece añadirlo a algún plato o batido o comerte un puñadito a media tarde. También frutos desecados como dátiles, ciruelas, orejones, pasas, higos… para cuando tengas antojo de algo dulce (y así evitamos el tentador chocolate o la bollería).

4. Cereales integrales. Nos mantendrán los niveles de azúcar mas estables y además nos aportarán fibra alimenticia y reguladora del tracto intestinal. Podemos comerlos en grano, pasta o en pan (como el centeno o la espelta). Prueba probar pan diferente al pan blanco, ¡verás como te encanta!
A veces la vuelta de vacaciones conlleva estreñimiento, los cereales integrales son el mejor aliado para solucionar ese problema: Arroz integral, mijo, copos de avena, espelta, quínoa, trigo sarraceno o kamut. Las tortitas de arroz, maíz o cualquier otro cereal sin gluten son además un delicioso snack para adultos y niños que poder llevar a cualquier parte.

cerealesintegrales

5. Hierbas aromáticas. Las hierbas aromáticas aportan a nuestros platos sabor y un toque extra de vitaminas & minerales.  ¿Sabías, por ejemplo, que el perejil tiene más vitamina C que las naranjas y más hierro que las lentejas? Comenzar a utilizarlas, supondrá un aporte extra de nutrientes: el perejil, albahaca, tomillo fresco, romero, cebollino, salvia, hojas de hinojo, laurel, orégano…

Distribuyendo nuestro tiempo

El siguiente paso es pasar a la acción: preparando recetas simples y que se ajusten a nuestras necesidades y gustos. Es importante que tengamos en cuenta cuanto tiempo dispondremos para cocinar esa semana (o si pasaremos todo el día fuera de casa), para tratar de no excedernos o quedarnos cortos a la hora de hacer la lista de la compra.

Si tienes claro que tendrás poco tiempo, lo mejor es comprar botes de legumbres (ecológicas mejor) que puedan combinarse con verduras de poca cocción o incluso que puedas comerlas en ensalada con alguna semilla. La fruta o las tortitas de cereales son opciones estupendas para comer entre horas. Preparar comida con antelación, como cremas de verduras o guisos para tres días siempre ha sido una buena solución.

¡Feliz vuelta y feliz inicio de curso!
Advertisements

Deja tu comentario aquí:

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s